¿Perdiste Peso? [SPN]

Este articulo fue traducido del ingles por Maia Worsnop. Gracias Maia!

Tengo un tema con la sociedad Argentina sobre el asunto de la pérdida de peso. Reciéntemente ha atrapado mi atención que comentar sobre el peso de alguien acá es una forma acceptable de halago (como es en muchos lugares en el mundo), aunque puede ser considerada una decisión corporal muy personal. Durante estos par de meses, mi cuerpo ha estado cambiando, lo que va a seguir haciendo durante mi vida, y después de haber empezado en America del Sud (con hasta tres entrenamientos por semana), mi cuerpo también ha reformado. Estuve recibiendo estos tipos de comentarios de mi familia y amigos:

“¡Perdiste peso! A mí me gustás mejor asì.”

“Che, vos estás más flaca o yo me estoy poniendo más gordo.”

Y la peor fue la del domingo pasado, justo antes del almuerzo:

“¡Si seguís así, no va a quedar nada!”

El ultimo es particularmente interesante porque casi se transforma en un comentario negativo, en una vuelta a la tuerca.

Públicamente, las personas no pueden comentar sobre la alopecia (la pérdida de cabello), o si tus dientes estan derechos o torcidos. Sólo mi abuela comenta si tengo un grano enorme un día. En vez, la gente se siente completamente cómoda hablando sobre el peso. Por supuesto, si uno ha aumentado de peso no estarán tan inclinados a decir algo. Directamente comparan tu peso con tu salud en general. No te preguntan, ¿cómo estás? Pero sino, ¿cuánto pesás? ¿Cómo es esto un factor de nuestra salud? Entiendo que mucho de estos comentarios tratan de ser chamullos, con ninguna malicia dada con intención. Igualmente, siento que es hora que el mito de que la pérdida de peso sea saludable debe ser aclarada.

También, desde un punto de vista atlético, perdiendo peso no necesariamente es bueno. Sí, puedo saltar un poco más alto y puedo correr más rápido, pero también no puedo jugar en el puesto de las chicas más grandes porque puedo ser fácilmente empujada. Hay un puesto para cada peso, pero amo particularmente jugar los puestos más duros.

Estuve experimentando con mi respuesta a estos comentarios y he ido desde lo leve hasta lo agresivo:

“¿Por qué no halagan mi inteligencia, no mi peso?”

“No me siento cómoda cuando vos comentás sobre mi cuerpo así.”

Mi conclusion es que un abordamiento agresivo no es la mejor reacción ya que la gente viene a la conclusion que es un asunto personal tuyo, sobre el peso. En vez, estoy trabajando en un abordamiento más informativo de iluminar el hecho de que el peso es un factor mini de muchos que conducen hacia la salud de alguien. Esto incluye la salud emocional y mental, que no puede ser juzgada a ojo.

Todavía tengo que proponer una buena respuesta al mito del peso. ¿Alguién me ayuda con ideas?

Para la version en ingles, mira el post anterior.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s